Abriendo la innovación a la ciudadanía

Posted in - Ciudadania & Innovación Ciudadana & Participación en Feb 19, 2013 0 Comments

ManosPor @pablopascale

Los procesos sociales actuales van de la pasividad a la acción, de observador a participante, del download al upload, de cerrado a abierto. Así, estamos viendo surgir ejemplos como la innovación abierta, el software libre, o la participación ciudadana. Todos ellos tienen varios elementos en común pero, quizás, el principal sea el de abrir las fronteras de las organizaciones y procesos para coproducir resultados.

Anteriormente, las organizaciones recurrían a sus propios recursos internos para, por ejemplo, innovar. Es lo que se conoce como proceso de “innovación cerrada”, donde solo se hacía uso del conocimiento, tecnología, recursos humanos e ideas internas de la organización. Esto ha ido demostrando su falta de eficiencia y competitividad.

Muchas cosas estaban sucediendo fuera de los límites de la organización que podían ser útiles para mejorar los procesos de innovación. En una economía globalizada, y con el ascendente desarrollo de tecnologías complejas, ya no es posible recurrir solamente a los individuos y conocimientos internos, por lo que comenzó la apertura a socios externos.

La innovación depende cada vez más del conocimiento al externo de las fronteras de las organizaciones, y por este motivo se la denomina innovación abierta.

En la innovación abierta, el proceso de innovar se nutre también de las ideas, conocimiento e información que provienen del exterior de la organización y se enriquecen con los conocimientos internos, para finalmente producir un resultado más innovador, competitivo y eficiente.

Debido a las TIC, nuevas formas de innovación abierta han sido posibles en la última década, puesto que han mejorado los flujos de información y coordinación, a la vez que facilitan la interacción entre múltiples individuos. De esta forma, han permitido el surgimiento de nuevas modalidades de innovación abierta, como las que recurren a la interacción recurrente de un importante número de personas, como el caso del crowdsourcing, Algunos ejemplos los encontramos en Lego y su iniciativa Lego Mindstorms, donde el cliente sugiere productos a través de internet, o Dell y su ideastorm donde ya encontramos más de 500 ideas de consumidores aplicadas al producto.

Pero los procesos de apertura de fronteras de las organizaciones no se restringen solamente a las empresas que buscan maximizar beneficios económicos mediante la innovación. También se está aplicando en el desarrollo de software libre, de licencias abiertas como creative commons, la creación de contenidos wiki, o en el relacionamiento de gobiernos y los ciudadanos con las nuevas formas de participación ciudadana mediante medios digitales que, a modo de ejemplo, la plataforma Ciudadanía 2.0 impulsa en Iberoamérica.

En buena parte de la vida social, cultural y económica actual lo cerrado está dando lugar a lo abierto, a la proliferación de entornos colaborativos donde diferentes actores aportan a la construcción colectiva. Esto, que no es nuevo, se está potenciando con la utilización de las tecnologías 2.0 y la permeabilidad de fronteras para el aprovechamiento de la inteligencia colectiva, a fin de resolver problemas, crear contenidos y ofrecer soluciones.

email

This post is also available in: PT

Please leave a Comment

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web para poder mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies