¿Qué es un LABIC para… Jorge Resina?

Posted in - Ciudadania & laboratorio ciudadano en Sep 29, 2018 0 Comments

Por Jorge Resina*

Los Laboratorios de Innovación Ciudadana son un intento de las instituciones más clásicas por responder de otra manera a las demandas de la sociedad. Nacen de la propia incapacidad que muchas veces arrastran esas instituciones para solucionar los problemas reales que afectan a las personas, en su día a día. En ese sentido, no se trata solo de tener en cuenta la voz de la ciudadanía, sino de incorporarla a todo el proceso de construcción de la política, desde la formulación inicial de la problemática, en la que los afectados son parte fundamental, hasta el diseño de una respuesta experimental, replicable, y accesible para toda la población, en forma de prototipo.

Un LABIC es ante todo la creación de un espacio, un espacio de encuentro, de escucha y de diálogo, entre actores muy diversos y con saberes muy distintos. Es un espacio flexible, poroso, hasta cierto punto desestructurado, que en cada edición toma una forma propia pero que también mantiene unos rasgos comunes: personas con ideas que con el apoyo de una serie de colaboradores trabajan codo con codo con comunidades de afectados, con necesidades concretas. De ese encuentro surgen, como le gusta decir a Pablo Pascale, “conexiones improbables”, hallazgos inesperados que propician soluciones creativas, donde la innovación emerge como una extensión de las capacidades humanas, en el sentido que le da Amartya Sen.

Este modo de operar hace difícil catalogar un LABIC dentro de los cánones más tradicionales de las instituciones, por eso ha de entenderse como un espacio híbrido, de frontera, una suerte de institución líquida. Ese carácter facilita que se produzcan prácticas de colaboración, que pueda aprovecharse toda la potencialidad de la inteligencia colectiva y que se revalorice y enriquezca la noción de bienes comunes. Sin embargo, lo más importante de un Laboratorio son los vínculos que se generan; cómo del encuentro emergen emocionalidades, se refuerza la confianza en el otro, surge la empatía y se hilvana el tejido social, dando como resultado final la construcción de un modelo de instituciones basadas en el cariño y el cuidado de lo público.

 

*Jorge Resina es Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid.

email

Please leave a Comment

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web para poder mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies